Hoy hablamos de la diferencia entre un vestido ceñido (o ajustado) y otro entallado.

¿Es correcto referirnos a una prenda que nos marca las formas como una una prenda ceñida?

 

Cuando usamos la definición ‘ceñido’ para describir prendas que nos entallan como una segunda piel en el cuerpo estaríamos hablando de un error en el mundo de la moda.

Al referirnos a esas prendas como ‘ceñida’ estamos describiendo una prenda que nos entalla pequeña para nuestra talla o que está confeccionada con un tejido sintético que se pega al cuerpo cual paño mojado griego.

Se entiende ceñido como prenda que entalla de menos en nuestro cuerpo y resalta todo detalle de nuestra silueta.

 

Un ejemplo de prenda ajustada ajustada es el Maillot.

 

Esta definición es utilizada coloquialmente y entra en su controversia con la prenda entallada.

A su vez, una prenda entallada es aquella que se adapta a nuestra cuerpo y curvas perfectamente pero nunca acompaña al movimiento de nuestra cuerpo, es decir, es como una segunda piel pero se mantiene firme en nuestros movimientos.

Colección Curvy de Zurh. Vestido algodón entallado con pinzas en espalda.

 

Estas prendas se caracterizan por ser de tejidos más rígidos que los anteriores y estar formados por pinzas, si fuera necesario, para adaptarse a nuestro cuerpo.

Las primeras, las prendas ceñidas, se relacionan con prendas de punto de fibra natural o sintética, con láminas sintéticas como vinilos o tejidos de punto especiales de fibras artificiales como el caso de los pantys.

Las segundas, entalladas, se caracterizan por su construcción a base de pinzas y relacionarse con tejidos rígidos o semi-rígidos como algodones, lanas tweed, viscosas piel de melocotón, etc.

A la hora de hablar de la salud tenemos que decir que no son recomendables las prendas ajustadas, sobretodo si son de tejidos semi o gruesos.

Las prendas ceñidas y no elásticas serían las menos beneficiosas para nuestra circulación.

Mientras que prendas entalladas de materiales naturales son las más beneficiosas por ambos motivos, no aprietan y transpiran.

Podemos hacer una pequeña tabla con posibilidades:

 

Ceñidas con tejidos elásticos = Sí

Ceñidas con tejidos gruesos o semi gruesos = No

Entalladas con tejidos elásticos, semi o gruesos = Sí

 

Por otro lado, como ya explicamos en otro articulo, los tejidos transpirables juegan un papel muy importante en nuestra salud.

Por ello, el uso de unos u otros según el tipo de prendas es muy desacomsejable, como podeis ver.

 

En Zurh apostamos por las segundas. Con este tipo de prendas logramos un estilo elegante y cómodo para poder seguir por horas con esa misma prenda.

Además de utilizar tejidos naturales que nos aportan la comodidad y transpirabilidad necesaria durante la puesta.

Son diseños dispuestos para durar y ser vestidos durante un día entero haciéndonos sentir una mujer empoderada.

 



COMPARTE  Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn