Hace unas semanas, os contábamos que habíamos sido seleccionadas para desfilar en Getxo. Estuvimos muy concentradas en los preparativos y al fin llegó el momento de los nervios.

Se realizaba en Getxo, zona costera de Bilbao, en el Palacio Joseren. Pasamos toda la mañana paseando por la costa hasta encontrarlo. Fue un trayecto entretenido despertando nuestra curiosidad una sucesión de mansiones construidas en siglo XIX (la mayoría por un tal Smith, debía ser revolucionario por su capacidad de construir en diferentes estilos) hasta que al fin, llegamos al Palacio Joseren.

 

Paseando por Getxo

 

Durante la espera decidimos hacer turismo, descubrir costumbres y desmitificar tópicos. Pero, nos encontramos con uno, la independencia que tienen las mujeres del norte. Pues algún Astro debió escucharme y mandarme la respuesta a través de una articulo en el periódico donde explicaba el avance con respecto al resto.

 

Paseando por Bilbao

 

Por supuesto, otro detalle a mencionar es la cantidad de ‘pequeño negocio’, afluencia de personas y pinxos que había en las calles durante todo el día. Jamás se me hubiera ocurrido juntar un pinxo con café con leche pero resulta que es el tentempié perfecto.

 

Descansando de tanto turismo, retomamos el paseo (hecho tantas veces) hacia la hora del desfile.

Tras el momento del fitting y de poder disfrutar de los edificios, llegó el momento de prepararnos para el desfile. Todo organizado en su sitio, en su orden y con su nombre. Comenzaban los nervios por no poder ver (una vez más) el propio desfile.

Aquí queda nuestra antesala al desfile y contaros acerca de nuestro trabajo seleccionado.

¡Preparad las fotografías, las luces ya se apagan, esto va a comenzar!

 

 


COMPARTE  Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn